Barra de vídeo

Loading...

viernes, 25 de diciembre de 2015


25 de diciembre: el día en el que nacen los dioses

Según la tradición de diferentes religiones en este día nace la divinidad de turno. A parte de Jesús de Nazaret, también nacen diferentes divinidades asociadas al sol: Horus, Atis, Krishna, Mitra y Dionisio. Todas estas divinidades tienen en común también que resucitan al tercer día y que todos ellos tenían un grupo de seguidores o acompañantes mientras que viajaban por el mundo haciendo milagros. Volviendo al día en cuestión que nos atañe, sabemos que fue institucionalizado como fecha de nacimiento de Jesucristo por el Papa Julio I en el año 350, adaptando la fiesta de los paganos en la que celebraban ritos en honor a Apolo y Saturno, al igual que se asimilaron muchos lugares de culto o espacios sagrados.

En otra de las escenas muy común en estas fechas vemos la influencia de otras religiones del época. En los belenes, que fueron institucionalizados como tal por San Francisco de Asís en el s. XIII, vemos que aparece el recién nacido rodeado por sus padres y por el buey y la mula, el primer de los animales esta también asociado a otras divinidades como por ejemplo  Mitra, con el que suele aparecer representado. Además es destacable que ambos son hijos de una Virgen, al igual que Horus o Buda.

         Mitra matando al toro (Museo Británico)
   
        
Resultado de imagen de nacimiento de jesus pintura ghirlandaio
                         Natividad (D. Ghirlandaio)                       

Aunque he destacado este capítulo en concreto, hay muchas partes de la vida de los distintos dioses que tienen muchos rasgos en común, como la citada resurrección tras la muerte o periodos en los que se retiraban o viajaban al desierto y lugares alejados. El dios Dionisio viajó a la India y regresó triunfal en un carro tirado por tigres, al igual que Jesús de Nazaret se retiró cuarenta días al desierto y después regresó para entrar triunfante en Jerusalén montado en un burro.

En conclusión, todas las religiones han tomado siempre rasgos de otras previas para justificarse o para dar un tinte divino a las historias que narran sus escritos sagrados o sus representaciones iconográficas. Desde mi punto de vista y parafraseando al filósofo marxista Ernst Bloch (1888-1977) lo que supuso el cristianismo fue un cambio de mentalidad en los aspectos más sociales de la religión.



Aquí aparece un hombre bueno con todas las letras, en toda la extensión de la palabra, algo que no había ocurrido nunca

1 comentario:

  1. La frase "Todas las religiones han tomado siempre rasgos de otras previas para justificarse" me parece muy importante en tanto justifica la pervivencia de estructuras aunque cambien los tiempos. Un saludo,

    ResponderEliminar